Cultura

Zoo Botánico de Jerez

flamencos_zoo_jerez
Escrito por Erdehoy

Zoo Botánico de Jerez. El zoo como tal fue creado en 1953 en el Jardín Botánico del Tempul debido a la presencia de unos animales exóticos (una pareja de avestruces, un dril y un águila real) sin reclamar por nadie en el puerto de Cádiz.

 La idea de crear el zoo fue de un político jerezano llamado Alberto Durán y durante mucho tiempo el parque llevó su nombre. Es el 3º zoo más antiguo de España.

Con la construcción del depósito de agua del Tempul en el siglo XIX en la parte más alta de el Jerez se creo un jardín botánico en sus alrededores y finalmente se creo el parque zoológico por el hallazgo de estos animales.

Por este parque han pasado personajes célebres como Félix Rodríguez de la Fuente. El zoo tuvo la suerte de disponer de la ayuda del primer conservador del parque D. Lassaletta el cual  capturaba  animales en las colonias de las que España disponía en aquel entonces.

Proporcionó animales como gorilas, chimpancés, gran cantidad de aves y mandriles, entre otros, destacando animales tan curiosos en aquella época como los leones marinos y los osos polares.

Actualmente, el zoo participa en muchos programas EEP (European Endangered Animals Programme) al pertenecer a EAZA (la asociación europea que de zoológicos y acuarios). Algunos de los proyectos en los que participa es el del panda rojo, los leopardos de Sri Lanka o las nutrias europeas. Los dos proyectos más destacables  son el “Proyecto Eremita” y el programa de cría del lince ibérico, el felino más amenazado del mundo.

El “Proyecto Eremita” es un proyecto conjunto entre el “Zoobotánico de Jerez” y la Consejería de Medioambiente de la Junta de Andalucía. El objetivo era reintroducir ibis eremitas en España por primera vez en 400 años.

El método de cría es muy curioso pues los pollos son criados a mano. Para evitar que se acostumbren al trato humano los cuidadores llevan siempre unos cascos con una representación de un ibis encima y suelen vestir prendas oscuras para asimilarse así a sus congéneres.

El Zoo de Jerez fue durante un tiempo el único zoo del mundo que disponía de linces ibéricos, aunque no estaban a la vista del público, pues eran ejemplares reproductores que se querían mantener lo más salvajes posibles (los que se encuentran actualmente en exposición al público son ejemplares que superan la esperanza de vida en libertad).

Un ejemplo de éxito fue Mosto, macho de lince ibérico nacido en el parque que fue uno de los primeros linces ibéricos en ser reintroducidos en Extremadura. Se sabe que se encuentra en buen estado de salud y que no tiene problemas para cazar.

El parque cuenta además con especies que solo pueden verse aquí en España como los orix de Arabia o los ñandues de Darwin.

Función fundamental  es también la educación del público sobre la fauna y flora allí presente inculcando los valores que el parque defiende, como el respeto al medio ambiente y la lucha contra el maltrato animal.

Cabe destacar la labor que se realiza por garantizar la mejoría de animales salvajes que llegan al parque heridos o de crías de aves que se han caído del nido. Los animales silvestres más presentes son: aves rapaces, pollos de cigüeña y reptiles como camaleones. Allí se curan sus heridas y una vez ya sanos se devuelven al medio salvaje.

El zoo también participa en la instrucción  de personas de múltiples campos de estudio con la realización de prácticas  para veterinarios, biólogos, estudiantes de turismo y marketing, entre otros. 

Martín Vázquez Cabeza voluntario en el Zoo Botánico de Jerez,  nos da su particular visión del parque:

charla_martin_vazquez_aves_zoo_jerez

“Siempre me han gustado los animales. Gracias al contacto directo con ellos he podido ver y comprender muchos de sus  comportamientos, sobre todo con el enriquecimiento ambiental ( objeto o acción  que se le da a un animal para romper su rutina diaria favoreciendo su salud mental).”

“Además también he podido ayudar como monitor en la escuela de verano, dar charlas al público sobre animales, construir cosas a través de material reciclable. Para ello he contado siempre con el apoyo del personal del zoo.”

” Se respeta la filosofía que todo parque zoológico debería tener: educación, investigación y conservación.”

Sobre el autor

Erdehoy

Este comunicador sin remedio, nace, vive y se reproduce en Cádiz. Gran cocinero a ritmo de Rock'and'Roll y también aficionado a la mayoría de los deportes como el fútbol, la pesca o el rugby. Siempre tiene una anécdota o una historia que contar acerca de la ciudad donde vive, y en eso está.

Deja un Comentario