Cultura

Torre de Castilnovo

DCIM/101MEDIA/DJI_0134.JPG
Escrito por Erdehoy

Torre de Castilnovo. Se trata de una torre vigía que servía tanto para la defensa de la costa de Conil como para el avistamiento de atunes.

 

Después de la torre y castillo de Guzmán el Bueno, en la defensa y vigía de la costa se encontraba en importancia la torre de Castilnovo, sirviendo ambas de protección a las gentes y a las factorías almadraberas que operaban en su entorno, y ofreciendo además un sitio elevado desde el que avistar la llegada de los bancos de atunes.

La pequeña fortaleza de Castilnovo, formada por la torre que aún se conserva, la muralla perimetral y una serie de dependencias en su interior, se construyó por orden del VI duque de Medina Sidonia, Juan Alonso de Guzmán (1518-1558), sustituyendo a la torre de Conilejo, que se situaba algo más al este, cuyo origen sobre su construcción, al igual que la primitiva torre de Guzmán, se encuentra en la merced que hizo Sancho IV a Alonso Pérez de Guzmán dándole el señorío de las almadrabas del litoral gaditano, en recompensa por la defensa que hizo de Tarifa, que posteriormente se perdió.

Castilnovo contó con alcaide que tenía voz y voto en las reuniones del cabildo de Conil, lo que demuestra la importancia de este lugar.

Junto a la torre de Castilnovo se fue formando una pequeña concentración de población estable, conocida como Conilete, que veía incrementado su número en los períodos en los que tenía actividad la almadraba.

Tanto el conjunto de casas como el recinto fortificado fueron destrozados y prácticamente barridos del terreno por el maremoto del 1 de noviembre de 1755, a excepción de la torre, no volviendo a habitarse ni reiniciarse la actividad almadrabera en aquí desde entonces.

En concreto, los efectos del maremoto –magnitud entre 3 y 4 en la escala Imamura-Lida, que da una altura de ola en tierra entre los 8 y 24 m.– de Lisboa el 1 de noviembre de 1755 en las costas de Conil de la Frontera tuvieron gran impacto.

Sobre los efectos del tsunami provocado por el terremoto de Lisboa de mediados del siglo XVIII, existe esta información documental :

“… Comenzó el temblor a las 9 y media de la mañana y duro 7 u 8 minutos, y no tuvo por entonces otro efecto que el susto; pero una hora después salió el mar con ímpetu furioso, y arruino la fuerte Casa Chanza del Duque de Medina Sidonia en la mayor parte, y la antigua que tenía en Castilnovo, llevándose las barcas, redes y aprestos de la Almendraba, y pesca de atunes; destruyó también cinco casas contiguas, la Fuente pública, y la torre de la Costa que llaman Chiquita que dividió en tres pedazos, y lanzo a larga distancia. Se ahogaron 24 personas de todas edades, y entre ellas el Administrador del Duque; 599 cabezas de ganado; 120 vacunas, 3 caballerías mayores y 46 menores, y como entro el agua legua y media por partes no solo inundo el Prado de Potros, sino que inutilizó muchas sementeras, y todo el terreno que cubrió de broza y arena…”

Sobre el autor

Erdehoy

Este comunicador sin remedio, nace, vive y se reproduce en Cádiz. Gran cocinero a ritmo de Rock'and'Roll y también aficionado a la mayoría de los deportes como el fútbol, la pesca o el rugby. Siempre tiene una anécdota o una historia que contar acerca de la ciudad donde vive, y en eso está.

Deja un Comentario