Actualidad Cultura

Puerto fenicio – púnico y romano de Gadir

Puerto fenicio-púnico y romano de Cádiz
Escrito por Erdehoy

Existen varias localizaciones donde han aparecido restos del antiguo puerto fenicio de Gadir

Un grupo de arqueólogos de la Universidad de Cádiz logro identificar el pasado mes de abril en la playa de La Caleta los restos de lo que fue un puerto fenicio-púnico y romano.

El hallazgo se hizo durante los trabajos de excavación que se llevaron a cabo en el edificio Valcárcel, centro del antiguo paleocanal Bahía-Caleta, situado entre las islas Erytheia y Cotinusa, en el antiguo archipiélago de Cádiz.

El acceso a este puerto tenía por lo menos 200 metros de ancho hacia el oeste, con una profundidad de calado muy considerable, nada menos que veinte metros.

El relleno del antiguo puerto (entre 20 y 40 metros de sedimentos) es también una fuente de información muy relevante para conocer la historia de Gadir desde su origen hasta el primer milenio de nuestra era. Según los estudiosos, se ha logrado recuperar más de cien restos cerámicos pertenecientes al período de actividad del canal, «desde la colonización fenicia arcaica y los primeros períodos imperiales romanos».

Recientemente en la Cueva del pájaro azul se han encontrado importantes vestigios del puerto fenicio de Gadir.

El bullicioso puerto que tenía en Gadir ha salido a flote también, y en perfecto estado de conservación, junto a una serie de estructuras portuarias que bien podían ser los astilleros fenicios, o almacenes vinculados al puerto ubicados en la antigua Cueva del Pájaro Azul.

Concretamente, se trata de uno de los cantiles de los muelles del puerto de Gadir-Gades en el siglo IV al III a. C, en la mismísima orilla del Canal Bahía Caleta, documentándose físicamente y por primera vez tanto la estructura portuaria fenicia en la ciudad como la del propio canal.

La aparición de este enclave portuario en los números 37 y 39 de la gaditana calle San Juan es sin duda de los descubrimientos más importantes realizados hasta el momento en el siglo XXI, pues permite asomarnos a la propia orilla de la isla de Kotinoussa –la isla religiosa y ahora también portuaria–, tal y como lo hacían aquellos primeros comerciantes.

La estructura portuaria que se encuentra a cinco metros bajo tierra cuenta con más de 1.80 metros de alzado y una longitud de más de 5.60 metros de largo.

Desde abajo se contemplan las fascinantes cuatro hileras de sillares que daban forma a uno de los cantiles de los muelles de aquel puerto datado en el siglo VI y III a.C.

Un cantil que consta de una escalera para bajar al agua y de una surtida rampa para varar los barcos, de la que todavía permanece un tramo visible, y que conectaría con la posible funcionalidad de astilleros.

Pero no queda aquí este descubrimiento, pues junto al muelle se han localizado varias estructuras portuarias fenicias excavadas en la propia roca ostionera, tal y como hacían los fenicios en lo que era la Cueva del Pájaro Azul, que podrían ser almacenes o astilleros navales.

Sobre el autor

Erdehoy

Este comunicador sin remedio, nace, vive y se reproduce en Cádiz. Gran cocinero a ritmo de Rock'and'Roll y también aficionado a la mayoría de los deportes como el fútbol, la pesca o el rugby. Siempre tiene una anécdota o una historia que contar acerca de la ciudad donde vive, y en eso está.

Deja un Comentario